Home / Noticias / Majes Siguas II: pagos, acuerdos y firmas pendientes para arrancar con las obras

Majes Siguas II: pagos, acuerdos y firmas pendientes para arrancar con las obras

Han pasado poco más de dos meses que el Consejo Regional de Arequipa -en su sesión del 25 de febrero- aprobó la firma de la Adenda 13 del proyecto de irrigación Majes Siguas II, paso necesario para el destrabe de la obra paralizada desde diciembre de 2017; sin embargo, hasta la fecha no se ha suscrito la adenda entre el concesionario Angostura Siguas y el concedente, que es el Gobierno Regional de Arequipa, representado por la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema).

Inicialmente se tenía previsto la suscripción de la misma a los 15 días de aprobada la Adenda 13 -según adelantó Autodema a Gestión-; pero luego, dicha entidad alegó que el retraso se debía a que el concesionario no respondía al borrador de acta de acuerdo de desistimiento de caducidad.

“El concesionario quedó en que lo iba a revisar y nos iba a dar una respuesta, pero se está demorando demasiado. Por lo que nosotros vamos a tener que decidir la fecha (para la firma de la adenda) e invitarlos para que vengan a firmar”, especificó Arroyo a este diario el 19 de marzo.

Como se recuerda el 10 de enero el concesionario -que forma parte del Grupo Cobra de España- envió una misiva tanto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) como al Gobierno Regional de Arequipa para iniciar el proceso de resolución del contrato del proyecto de irrigación Majes Siguas II. Posteriormente, el 26 de enero presentó una solicitud de trato directo ante el Sicresi del MEF.

Este paso implica el inicio de un proceso arbitral. El plazo máximo de trato directo es de 6 meses, es decir, si hasta el 26 de julio no se suscribe la adenda 13 se activará/procederá al arbitraje ante el CIADI y -por ende- la resolución del contrato.

Fuentes cercanas a la operación -en stand by hace cinco años- sostienen que el concedente (Autodema) no ha remitido al concesionario (Angostura Siguas) ningún borrador de acta de desistimiento de caducidad. Por el contrario, lo que Autodema planteó a la empresa es que presente un desistimiento del trato directo hecho que ha sido descartado tomando en cuenta que no hay la seguridad – pese a que se aprobó la firma de la Adenda 13 por el Gore Arequipa- de que esta se concrete.

Al respecto, Arturo Arroyo, gerente ejecutivo de Autodema, indicó a gestion.pe el último martes -a diferencia de lo que mencionó en marzo- que están avanzando con los documentos “como es el borrador del acta de desistimiento que seguramente lo han revisado”. Al ser consultado, respecto a que el concesionario aún no ha recibido el citado borrador indicó que “no se están realizando comunicaciones formales” ya que se encuentran en una etapa de trato directo, dado que aún no se firma la adenda.

“Según la posición del concesionario estamos en trato directo. Hasta que no se suscriba la adenda estamos en etapa de trato directo. Formalmente no hay nada”, añadió. Reiteró que no están realizando comunicaciones formales, sino que están en “plenas conversaciones” hasta la firma.

Quinto desembolso para Majes Siguas

Arroyo explicó que, para evitar más retrasos, no se ha impulsado la firma de la adenda 13 ya que ahora se busca que la firma de este documento calce con el quinto desembolso de cerca de US$ 55 millones que tiene que hacer Autodema al concesionario a los 15 días que este realice el aumento de la garantía de fiel cumplimento.

Como se recuerda, la CAF se comprometió a entregar US$ 230 millones antes de la paralización del proyecto para el financiamiento del proyecto. Sin embargo, tras la suspensión este préstamo se desactivó, por lo que se iniciaron las tratativas a fines de abril para activarlo, según explicó Arroyo. Para poder contar con el monto y evitar cualquier tipo de controversias por incumplimiento.

“A la firma de la adenda 13, el concesionario tiene que hacer un incremento de la garantía de fiel cumplimiento de alrededor de US$ 55 millones y nosotros tenemos la obligación de efectuar el quinto desembolso (al concesionario) por cerca de US$ 48 millones (a los 15 días de este aumento). No estamos apurando el tema (firma de la adenda) porque si lo firmamos ahora y ellos hacen el incremento, nosotros no tendríamos aprobado el quinto desembolso con lo cual caeríamos en incumplimiento”, aclaró.

¿Cómo avanza las tratativas ante la CAF? Autodema informó que el directorio de la CAF ya aprobó el desembolso (la semana pasada) y que toma aproximadamente 30 días en concretarse, por lo que se estima que la firma de la adenda 13 se realice en la quincena de mayo.

Inicio de obras, pagos y acuerdos pendientes

¿Se destrabará el proyecto tras la firma de la adenda? el plazo estimado para el reinicio de las obras sería hacia los meses de agosto o setiembre, dado que tras firmarse la adenda y luego de realizarse el quinto desembolso, el concesionario se abocará -según relatan funcionarios cercanos a la operación- a condicionar los accesos y todo lo que estuvo paralizado por cinco años.

El plazo para la construcción (que incluye la represa Angostura, dos túneles de derivación, canales de irrigación, instalación hidroeléctrica, caminos, entre otros) es de cuatro años, según la Adenda 13.

Así, tras su firma, el concedente (Autodema) tiene una serie de compromisos por cumplir con diversos plazos, entre las que encuentran: la aprobación del expediente técnico 2, la aportación de los terrenos necesarios para el proyecto, entre otros.

Por ejemplo, respecto a los terrenos pendientes -un punto álgido- la adenda señala que el concedente (Autodema) entregará los terrenos correspondientes a la parte restantes de la primera fase y de las obras de la segunda fase dentro de los seis meses contados desde la suscripción de la adenda. Sobre este punto, desde Autodema se sostiene que se cuentan con la totalidad de terrenos disponibles.

Sin embargo, el concesionario -refieren funcionarios consultados por Gestión- no cuenta o no se les ha trasladado la documentación que certifique que, efectivamente, se han liberado los predios. Una situación semejante pasa con la garantía soberana que se aprobó en octubre de 2020 en el parlamento de US$ 104 millones para el cambio tecnológico de la segunda etapa, ya que del concedente todavía no lo tiene.

Autodema tampoco ha hecho llegar al concesionario la adenda que se incluirá al contrato de fideicomiso para la creación de una cuenta especial para efectuar al pago de la Remuneración por Inversión Adicional (RIA).

Nota

En el proyecto de irrigación Majes Siguas II, el concesionario ha ejecutado una inversión de más de US$ 160 millones y ha recibido financieramente de la fase 1 US$ 114 millones. La diferencia es lo que se reclama de la fase 2.

Fuente: GESTIÓN.

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

LIMA EXPRESA, empresa de VINCI Highways, entrega seis toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos para ser reaprovechados

Como parte de su compromiso por generar un impacto positivo para el medio ambiente, LIMA ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *