Home / Economía / Cifras indican que a economía peruana le irá peor que lo estimado por el MEF y BCRP

Cifras indican que a economía peruana le irá peor que lo estimado por el MEF y BCRP

Pese al optimismo que tienen el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) con el producto bruto interno (PBI) –ambos proyectan 3% para este año–, el consenso del mercado estima un crecimiento más acotado. Diferentes analistas señalan que esto no es suficiente para mejorar la calidad de vida de la población.

Muestra de ello es que el Banco Mundial (BM) publicó su último Global Economic Prospects, de enero 2024, en el que estima que la economía peruana “rebotaría” 2.5% este año, cifra menor al 2.7% proyectado en octubre del 2023 (en su World Economic Outlook).

“Se proyecta que el crecimiento en Perú repunte al 2.5% en 2024 y al 2.3% en 2025, después de contraerse un 0.4% en 2023. Se espera que la expansión de la producción de las principales minas de cobre contribuya a una actividad más sólida. Además, como la inflación sigue una trayectoria descendente, es probable que nuevas reducciones de las tasas de interés oficiales respalden el crecimiento durante el periodo previsto”, mencionó el BM.

Sin embargo, subrayó que “la incertidumbre política continúa afectando la confianza de los consumidores y las empresas; obstaculizando los proyectos de inversión”.

Añadió que aunque se espera que el precio del cobre disminuya modestamente en 2024, el aumento de la producción minera seguirá contribuyendo al crecimiento general de las exportaciones.

Otras proyecciones

Las calificadoras de riesgos también proyectan un avance de la economía por debajo de lo que espera el MEF para este año: Moody’s (2.4%), Fitch Ratings (1.9%) y Standard & Poor’s (2.2%).

Se suman entidades financieras como el BBVA Research (2%), BCP (2%), Scotiabank (2.3%), Citi (2.4%). Asimismo, el Instituto Peruano de Economía (IPE) estimó que el PBI crecería (1.9%), lo mismo que Macroconsult (2%) y Thorne & Associates (1.7%).

También los analistas nacionales e internacionales que componen el LatinFocus Consensus Forecast tienen proyecciones de crecimiento para el Perú más bajo que los datos oficiales del Gobierno. En su reporte de diciembre señalaron que la economía debería expandirse a un ritmo notablemente más rápido este 2024 en comparación con el año pasado, pero se “rebotaría” 2.3%.

“La caída de la inflación brindará condiciones que estimularán una expansión más rápida del consumo privado y una repunte de la actividad inversora. Dicho esto, los fenómenos meteorológicos asociados a El Niño y la persistente incertidumbre política plantean riesgos a la baja”, se lee en el reporte del FocusEconomics.

El Niño

Para Alfredo Thorne, exministro de Economía y Finanzas, el MEF aún es muy optimista en varios frentes, siendo el más importante el fenómeno de El Niño (FEN).

En las últimas semanas, la comisión encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) comunicó acerca de un debilitamiento del impacto del FEN costero para el verano de 2024. La probabilidad de un impacto fuerte bajó considerablemente, pasando de 49% en octubre a 12% a finales de diciembre de 2023. La misma tendencia, aunque en menor grado, se observó en la probabilidad de un impacto moderado, de 47% a 37%; en cambio, la probabilidad de un impacto débil subió de 3% hasta 33%.

“No es creíble la proyección del 3% (del MEF). Ellos piensan que El Niño no va a golpear mucho a la economía. Nosotros creemos que será moderado y tendrá efecto negativo en la economía, no como el año pasado, pero va a mantener el consumo privado bajo”, indicó Thorne a Gestión.

Agregó que eso se refleja con el caudal de los ríos que están en su máximo en varias zonas y el mar con temperaturas por encima de lo normal, así que se prevé que habrá un efecto en la economía.

Una menor intensidad del FEN costero implicaría un panorama más favorable para el sector primario, sobre todo de la pesca, agricultura y manufactura primaria. “Sin embargo, por el momento no vemos que este sea el caso”, refirió Thorne.

En esa línea, proyecta un crecimiento de apenas 1.7% de la economía peruana este 2024, debido al rebote “moderado” que tendría el consumo privado (1.6%), la inversión pública (2.7%) y la inversión privada (-0.5%).

Thorne mencionó que habría este año una lenta recuperación de la demanda interna y el gasto privado, un impacto limitado del gasto público y cierto soporte de la demanda externa y la minería. Todo ello resultaría en una lenta recuperación de la economía en general, la cual esperan que salga de la recesión a partir de mitad del 2024.

“El ministro de Economía (Alex Contreras) ha mencionado que ya ven un rebote de la inversión, pero nosotros no lo percibimos así. Sería en la segunda mitad del año y en el 2025 recién se vería la recuperación de la inversión privada”, apuntó.

Lo que moverá la aguja de la economía

Thorne manifestó que las mejores perspectivas de los socios comerciales –a pesar de una desaceleración con respecto al año pasado– darían cierto soporte al Perú por el lado de la demanda externa en el 2024. Dijo que se da principalmente por Estados Unidos que revisaron su proyección de crecimiento de 1.2% a 1.6%, y en China, de 4.2% a 4.9%, según los estimados de Thorne & Associates. No obstante, la zona euro crecería a un ritmo menor a lo esperado, ya que bajaron de 0.8% a 0.4%.

“Lo que jala de manera positiva son las exportaciones, el cual esperamos un crecimiento de 3.4% este año y después importaciones bastante bajas. Entonces, es fundamentalmente el sector externo, el que impulsaría a la economía”, anotó.

Precisó que la minería seguiría contribuyendo a la economía. Proyecta un crecimiento de 2.8% –mayor a su estimado de 2.3% en septiembre último– debido a las mejores perspectivas de producción del cobre, oro y molibdeno. Sin embargo, el fin del efecto estadístico por Quellaveco y la falta de grandes proyectos de inversión minera llevarían a una desaceleración del sector respecto a 2023.

Contrario a ese impulso, Thorne remarcó que el elemento que jala a la economía hacia abajo es el contexto local porque hay un riesgo en el consumo privado que se ve manifiesto por el fenómeno de El Niño, además un contexto de baja confianza, sobre todo los empresarios y no hay nuevos proyectos de inversión que se van a destrabar.

De acuerdo con Carlos Casas, exviceministro de Economía, hay una probabilidad de que se llegue a un PBI del 3%, pero –desde su punto de vista– sería menor por los efectos de riesgo que se puede tener este año.

Entre esos peligros para la economía se encuentran el Congreso de la República que no genera confianza y la inestabilidad política. Además, no se sabe el impacto real del FEN. “En el entorno internacional va ser interesante, pero nos podría pasar lo del 2022 cuando no pudimos aprovechar debido a la problemática interna”, puntualizó.

También consideró que se debe impulsar un gran proyecto minero para generar el impacto en expectativas y terminar el problema entre la Municipalidad de Lima y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) por la Línea 2 del Metro de Lima.

Inseguridad ciudadana

Un tema que debería ponerse foco es en combatir la inseguridad ciudadana, debido a que viene afectando las inversiones, subrayó Casas. “La inseguridad ciudadana comienza a pasar factura, porque hay menor inversión. Los pequeños empresarios no se animan a invertir, incluso otros optan por salirse de sus negocios”, afirmó.

Fuente: GESTIÓN.

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

Designan como presidente del directorio de PETROPERÚ a Carlos Linares

Junta General de Accionistas complementó el nuevo Directorio de la empresa petrolera La Junta General ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *