Home / Noticias / Ladrillos Pirámide apuesta por productos con mayor valor agregado ante caída del sector

Ladrillos Pirámide apuesta por productos con mayor valor agregado ante caída del sector

Ante el descenso de la autoconstrucción en el país, ladrillos Pirámide prepara nuevos productos con mayor valor agregado y precio más alto que otros de su portafolio. Estos lanzamientos le permitirán tener en el 2024 los mismos niveles de venta del presente año, pese a que se proyecta igual de duro para el sector, señala William Ugarte, gerente general de Cerámicos Peruanos (Cepersa), la compañía peruana propietaria de dicha marca.

De acuerdo con sus cálculos, la facturación de la empresa al cierre de año será de S/ 130 millones, lo cual implica una contracción de 20% con respecto a los resultados de 2022. Esto se debería principalmente a la menor demanda de insumos para la autoconstrucción, que a su vez se origina en la caída de la capacidad adquisitiva de los habitantes del país.

Para comprender el impacto que esto tiene en la empresa, es preciso señalar que el 75% de las ventas de Pirámide se debe a la autoconstrucción y el 25% a las edificaciones inmobiliarias. En tanto, en el país el sector construcción viene cayendo de manera constante durante los últimos nueve meses. Solo en setiembre se contrajo 9.41% con respecto al mismo periodo de 2022, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Frente a esta situación, la compañía recientemente ha lanzado al mercado un nuevo producto: ladrillos estructurales con especial resistencia ante sismos. A este se sumarán otros cuatro nuevos ladrillos para pared que ingresarán al mercado a inicios de 2024. El ladrillo estructural está dirigido a la autoconstrucción mientras que los otros se orientarán a las edificaciones inmobiliarias. “Son ladrillos con mayor desarrollo que otros que tenemos y que, por lo tanto, tienen un precio un poco mayor”, explicó Ugarte.

Además, Pirámide está preparando una nueva línea de productos de acabado: la de fachaletas, unos productos de apariencia similar a la de los ladrillos pero pequeños y más sofisticados, diseñados para recubrir paredes, fachadas y terrazas. Así, la firma contará con un portafolio de 32 productos, entre ladrillos para techo (que representan el 70% de su facturación), para paredes (24%) y especiales (6%). También evalúa producir en el futuro ladrillos envejecidos y adoquines.

Las fachaletas y los ladrillos pasteleros, también para acabados y que ya formaban parte de su oferta, serán destinados a la exportación a partir del segundo semestre de 2024. Los principales destinos a los que apunta la empresa son Panamá, Costa Rica y Guatemala, pues estos países de Centroamérica tienen mayor consumo y menor oferta de ladrillos que la mayoría de países de Sudamérica. Opta por esos dos productos debido a que su valor agregado genera mayor margen de rentabilidad que los ladrillos tradicionales, y por ende son más convenientes para la exportación.

Por otro lado, debido a la difícil situación del sector la empresa ha optado por poner en pausa el desarrollo de su esperada tercera planta y la inversión de US$ 5 millones que planeaba destinar al aumento de la capacidad productiva de sus plantas de Carabayllo. “No creo que retomemos estos planes ni en el 2024, porque el año va a ser similar al 2023. Como ya estamos operando a capacidad máxima (2,000 toneladas por día) y por ahora no la vamos a ampliar, al apostar por nuevos productos de mayor valor podemos incrementar un poco las ventas”, sostuvo Ugarte.

Aunque el impacto en las ventas se aprecia en todo el país, este ha sido más fuerte en Lima. En cambio, resisten en mejores condiciones las provincias norteñas de Piura, Chiclayo y Trujillo, al igual que Ica y Huancayo.

Márgenes se reducen

En cuanto a la rentabilidad, Cepersa se ha visto en una encrucijada: los costos del gas y la electricidad han subido en los últimos meses mientras los precios de los ladrillos en el mercado han ido a la baja a causa de la caída de la demanda. Según cifras de agosto difundidas por el INEI, el precio de los ladrillos había caído 11.1% en el acumulado de 12 meses.

Para impulsar las ventas, ladrillos Pirámide ha recurrido a las promociones y otras acciones de marketing. En consecuencia, su tasa de rentabilidad ha perdido unos seis puntos en lo que va del año. Su gerente espera que la compañía logre recuperarlos parcialmente en el 2024.

Fuente: GESTIÓN.

 

 

 

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

Lo que se viene en inteligencia artificial generativa, según Microsoft

“Vamos a ver una empresa valorada en más de mil millones de dólares que solo ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *