Home / Economía / Los ocho sectores en los que retrocede su proyección para este año

Los ocho sectores en los que retrocede su proyección para este año

Tras cuatro días de darse una conferencia y cuatro horas antes de que culmine el día 30 de abril, cerca al ‘deadline’ establecido en el Decreto Legislativo Nº 1276, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó finalmente el Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas (IAPM).

Tal como se adelantó hace unos días, ahora el MEF estima que la economía peruana crecerá 2.5% en el 2023, un ajuste a la baja si se compara con el 3.5% que se proyectó en agosto del 2022, en el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2023 – 2026.

“En 2023, el PBI crecería 2.5%, menor a lo esperado en el MMM (3.5%), afectado principalmente, por la conflictividad social y choques por factores climatológicos como el ciclón Yaku durante el primer trimestre del 2023; además del desarrollo del fenómeno El Niño (FEN)”, detalla en el IAPM.

Ocho sectores crecerían menos

De los 11 sectores que se analizan en el IAPM, se ajustó a la baja la proyección de crecimiento para ocho de ellos. Esto es clave, pues, hablamos sobre todo de actividades no primarias que son generadoras de puestos de trabajo.

Pongamos el ‘foco’ en el sector construcción. Se proyecta una expansión de solo 0.5% en el 2023 para esta actividad (MMM: 2.3%). Este comportamiento ‘flat’ esperado ahora está más acorde a otras proyecciones. Por ejemplo, el Banco Central de Reserva (BCR), en marzo, ya estimaba un incremento de solo 1% para el sector este año.

No es una sorpresa que se haya ajustado a la baja dichos porcentajes pues el comportamiento previsto para la inversión privada nos daba una señal. En agosto del año pasado se proyectó un incremento de 2.5% y ahora el MEF estima una caída de 0.5%.

“La inversión privada se mantendría cerca de su nivel récord alcanzado en los últimos años; no obstante, registraría una ligera caída de 0.5% en 2023, menor a lo previsto en el MMM (2.5%), afectada por el deterioro de la inversión minera, en línea con la finalización de la etapa de construcción de Quellaveco y retraso del inicio de nuevos proyectos mineros”, explica el IAPM.

Agrega que la inversión no minera ayudaría a sostener a la inversión privada, por la mayor ejecución de los grandes proyectos de infraestructura como la Línea 2 del Metro de Lima, Ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez, entre otros, la recuperación de la inversión en el sector hidrocarburos y “la resiliencia de la inversión diversificada, en un contexto de disipación de los conflictos sociales”.

Otro sector que vale la pena destacar es la manufactura no primaria. Ahora el MEF proyecta un crecimiento para el 2023 de 1.1% para este sector, y ya no 2% como se registró en el MMM 2023-2026.

La manufactura primaria crecería 6.3% en el 2023. La proyección anterior era más halagüeña: 8.4% para este sector. De hecho, esta es la actividad que tuvo el mayor ajuste.

“La manufactura primaria crecería 6.3% en 2023 (MMM: 8.4%), impulsada, principalmente, por el incremento de la refinación de petróleo ante el primer año de producción a nivel comercial de la refinería de Talara y el incremento de la refinación de metales”, comenta el IAPM.

Cabe recordar que la última Encuesta de Opinión Industrial de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) revela que más del 60% de industrias no invertirá ni contratará en los próximos meses.

Si bien el MEF refiere que los sectores asociados al consumo (comercio y servicios) aumentarían 2.2% este año, ante el impulso de la demanda interna en un contexto de reactivación progresiva de la actividad económica y la implementación de medidas para fomentar el gasto de consumo de las familias y la reactivación del turismo, estas actividades no se ‘salvaron’ del ajuste a sus proyecciones.

El sector agrícola tampoco se libró del ‘sinceramiento’ de los números. Ya no crecería 2.6% este año, sino más bien 0.8%. Este porcentaje se sostiene “por la mayor producción agrícola asociada a cultivos de agroexportación ante mayores rendimientos, superficies instaladas y diversificación del mercado internacional; pero, sería limitado por una menor oferta agrícola orientada al mercado interno afectada por el impacto de los fenómenos climatológicos adversos”.

La parte pecuaria estaría perjudicada por las limitaciones de la oferta avícola (pollo y huevo) en el primer semestre ante la menor disponibilidad de insumos y medidas de prevención contra la gripe aviar. Esto llevó a que la proyección se ajuste desde 2.5% a solo 0.7%.

La minería también tiene sus propios retos. Crecería 6.1% en 2023 (MMM: 7.2%), impulsada por la mayor producción de Quellaveco, la normalización de la producción de Southern y la mayor capacidad operativa de las minas de hierro (Shougang y Shouxin). No obstante, las bajas leyes del mineral y el impacto de los conflictos sociales en los primeros meses del año limitarían el desempeño del sector.

Una mirada por el lado del gasto

Otra forma de analizar el PBI es por el lado del gasto, es decir, vinculado a la demanda interna. Justamente, dicho indicador ya no crecería 3% este año, sino 2.1%. Esto responde en parte, como se indicó líneas atrás, a la caída de la inversión privada.

Si bien la inversión pública sería más dinámica de lo esperado el año pasado: crecería 6% (MMM: 4.5%); no se puede ignorar que la inversión privada explica cerca del 80% de la inversión total en el país.

El consumo privado, también un indicador relevante para entender por qué el PBI crecería menos que lo esperado en el MMM 2023-2026, no alcanzaría el resultado que se proyectaba hace seis meses. Ya no crecería 3.1%, sino 2.5%.

El MEF destaca que “el consumo privado se mantendrá resiliente ante la recuperación progresiva del empleo e ingreso; además, del acceso al crédito de las familias para sostener su consumo”.

Sin embargo, el Índice Big Data de Consumo BBVA, que agrupa la información de compras con tarjetas y los retiros de efectivo, apunta a que el gasto que realizan las familias perdió dinamismo en el primer trimestre de 2023 por la incertidumbre política, disturbios en el país y consecuencias climatológicas negativas.

“Hacia adelante, si se ven importantes episodios de inestabilidad política o si los efectos del clima (en este caso del Fenómeno El Niño) son considerables en los próximos meses, es probable que el consumo familiar se vea más golpeado”, subraya.

Fuente: GESTIÓN.

 

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

Genesal Energy suministra seis grupos electrógenos especiales a un data center en Noruega

Genesal Energy acaba de suministrar seis grupos electrógenos especiales para garantizar el funcionamiento de un ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *