Home / Economía / Sistema financiero peruano: solvencia se mantendría frente a potenciales choques

Sistema financiero peruano: solvencia se mantendría frente a potenciales choques

La solvencia del sistema financiero peruano, en su conjunto, se mantendría resistente frente a un escenario económico esperado, así como ante potenciales choques severos locales e internacionales, señaló Informe de Estabilidad del Sistema Financiero de mayo 2023 de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

El reporte señala que el sistema financiero ha mantenido su solvencia y fortaleza a pesar de la actual coyuntura internacional y los rezagos asociados al fuerte choque provocado por la pandemia del covid-19, según su último reporte de Estabilidad del Sistema Financiero.

En ese sentido, frente a escenarios macroeconómicos adversos, como los asumidos en el ejercicio de estrés de solvencia, realizado por la SBS, el sistema financiero se mantendría resistente, anotó.

Así, el ratio de capital global del sistema en su conjunto se situaría, en promedio, en 12.5% a diciembre de 2024 bajo un escenario de estrés severo, muy por encima del mínimo regulatorio, destacó.

El ejercicio de estrés de solvencia permite evaluar la capacidad del sistema financiero de mantener sus niveles de solvencia frente a escenarios macroeconómicos adversos severos pero plausibles, configurados para los próximos años, mencionó.

Choques simulados

Al respecto, el superintendente adjunto de Estudios Económicos de la SBS, Manuel Luy, manifestó que los escenarios de estrés y estrés severos simulan choques que si bien son de gran magnitud, son de baja probabilidad (de ocurrencia).

En el estrés severo se consideró que la economía peruana tendría un decrecimiento este año y un avance el 2024, en tanto que Estados Unidos estaría en cero este año, a lo que se le añadió un contexto internacional complicado con escalamiento de tensiones con China, y un aumento de la tasa de referencia de parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, mencionó.

En el caso del escenario de estrés, se consideró un entorno externo de acuerdo a lo esperado, pero grandes problemas internos con un Fenómeno de El Niño Costero moderado, un Fenómeno (de El Niño) Global débil en el 2024 y un recrudecimiento de la conflictividad social, refirió.

Así, el sistema financiero peruano se mantendría bastante estable y solvente incluso frente a choques antes mencionado, sostuvo.

Sistema resiliente

Según el reporte de Estabilidad del Sistema Financiero a mayo del 2023, la resiliencia del sistema financiero peruano frente a escenarios macroeconómicos adversos se explica, en parte, por los niveles de capital y provisiones voluntarias por encima del mínimo regulatorio, gracias a las políticas prudenciales adoptadas desde la SBS.

Además, los colchones de capital y provisiones juegan un rol preponderante en la resistencia del sistema financiero peruano, los cuales se han fortalecido mediante el marco regulatorio establecido por la SBS en los últimos dos años, a través de mayores requerimientos de provisiones y capital, y de la exigencia de elementos de capital de mayor calidad, en línea con estándares internacionales como el de Basilea III, anotó el citado reporte.

Asimismo, Luy comentó que el comportamiento de los impactos de esos choques en los portafolios (de créditos de las entidades financieras) es diferenciado.

Así, en las carteras crediticias corporativas y gran empresa los impactos son menores, como se observó en ejercicios de estrés pasados, por sus espaldas para afrontar responsabilidades sin llegar a incumplimientos, mientras ello no es igual en el ámbito minorista, dijo.

Las carteras de pequeña empresa, microempresa y consumo reflejarían mayor deterioro, de materializarse los eventos o escenarios antes mencionados, incluido también, el grupo de compañías medianas que están más cerca a las pequeñas empresas, comentó

Liquidez

Por su parte, la intendente de Riesgos de Mercado, Liquidez e Inversiones de la SBS, María Esther Sánchez, dijo que las pruebas de estrés de liquidez tienen como objetivo identificar el riesgo de que las entidades financieras fallen en generar fondos suficientes para cumplir las obligaciones que se puedan producir por una repentina realización de sus pasivos.

La relevancia de los ejercidos de estrés (de liquidez) es evaluar la suficiencia de las fuentes de financiamiento disponibles en un horizonte de estrés definido, en este caso 12 meses, refirió la funcionaria.

En estas pruebas se consideraron tres escenarios de estrés de distinta severidad: escenario severamente adverso, escenario adverso y escenario leve, mencionó.

Así, se tomaron en cuenta las entradas de dinero de los préstamos y los flujos de salidas de los adeudados, estresándose más los portafolios (crediticios) ubicados en la zona costera que podrían complicarse por el Fenómeno de El Niño y los adeudados del exterior por la quiebra de los bancos en EE.UU., respectivamente, indicó.

En ese sentido, se concluyó que el sistema financiero se encuentra líquido para afrontar escenarios sumamente adversos, afirmó la funcionaria.

La resistencia del sistema financiero se debe a que existe una adecuada distribución de activos y pasivos, diversificación del fondeo y colchón de activos líquidos que posibilitan afrontar escenarios de estrés, puntualizó.

Turbulencia financiera externa

De otro lado, los problemas del Silicon Valley Bank (SVB) en Estados Unidos fueron resultado de un inadecuado manejo del riesgo de liquidez y tasas de interés, alta exposición a inversiones a vencimiento, alto nivel de fondeo inestable, alta concentración en el sector tecnológico, y laxas políticas de regulación y supervisión, indicó el jefe del Departamento de Investigación Económica de la SBS, Renato Ravina.

Así, el SVB se declaró en bancarrota tras la corrida bancaria (del 10 de marzo pasado) generada, luego de anunciar un plan para reestructurar su balance: liquidación de instrumentos financieros y emisión de acciones comunes, comentó.

Ello implicó un contagio en el sistema financiero estadounidense y tal efecto, generó la quiebra de Signature Bank (el 12 de marzo último) y la absorción del First Republic Bank por JP Morgan Chase (el 1 de mayo pasado), refirió.

El fondo de seguro de depósito de Estados Unidos decidió coberturar el 100% de los depositantes del SVB y Signature Bank, mencionó.

El efecto contagio de esta turbulencia financiera alcanzó a algunos principales bancos de Europa como el Credit Suisse, que mostró necesidades de liquidez y riesgo reputacional, y el Deutsche Bank, que presentó un riesgo idiosincrático asociado al riesgo reputacional, sostuvo.

El Credit Suisse tuvo que recurrir a un préstamo con el Banco Nacional Suizo, luego que el principal inversionista se negase a proveer liquidez, señaló. “Sus acciones se desplomaron en 24% el 15 de marzo”, dijo

Posteriormente, el Credit Suisse fue absorbido por el UBS el 19 de marzo pasado; y el impacto en el Deutsche Bank implicó en la reducción del valor de sus acciones en 15%, refirió.

Efecto en Perú

Al respecto, Ravina comentó que el sistema peruano se encuentra menos expuestos a los riesgos que enfrentaron las entidades afectadas en Estados Unidos y Europa.

Ello, debido a que el sistema financiero del país posee una estructura tradicional, pues las inversiones en activos financieros representan el 10.7% del total de activos, mientras que las inversiones a vencimiento representan el 2.5% del total de activos, explicó.

Entonces, hay una muy baja probabilidad de que la turbulencia financiera internacional impacte sobre el sistema financiero peruano, afirmó.

Además, no hay canales de interconexión directa entre las entidades estadounidenses y el sistema financiero peruano, manifestó.

Asimismo, no se ha evidenciado salidas de fondo provenientes del exterior y el riesgo de que ello ocurra es muy acotado, sostuvo. “Los adeudos con el exterior representan el 4.25% de los pasivos del sistema, y de ello, el 40% se concentra en las casas matrices y el 9% en organismos multilaterales”.

Sin embargo, bajo un escenario (de estrés) muy severo en el que los efectos sobre los sistemas financieros de EE.UU. y Europa se extendiesen y acentuasen, podría generarse efectos sobre el sistema peruano de manera indirecta por salidas de capitales en un entorno de mayor aversión al riesgo de economías emergentes y menor crecimiento de la economía peruana, refirió.

Estos posibles efectos indirectos enfrentarían un sistema financiero peruano solvente y líquido, con ratios de capital y liquidez altos, por encima de las exigencias regulatorias, puntualizó.

Fuente: ANDINA.

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

Venta de viviendas en Lima y Callao creció 9.6 % en primer trimestre del 2024

Lima Centro y Lima Moderna son los sectores con el mayor aumento en el volumen ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *