Home / Economía / El sol continuará como una de las monedas más fuertes de la región

El sol continuará como una de las monedas más fuertes de la región

La moneda peruana ha demostrado ser una de las más estables en la región en el último cuarto de siglo, manteniendo su capacidad adquisitiva sin variaciones demasiado bruscas que hayan afectado de manera importante y permanente la economía de la población.

El sol se ha mantenido atractivo como moneda de ahorro, incluso en algunos países sudamericanos, debido a su probada fortaleza, al haber superado crisis climáticas, políticas y sociales en las más de dos últimas décadas, y sigue demostrando su fortaleza frente al dólar en la región latinoamericana.

En enero de 1999 se necesitaban 3.37 soles para comprar un dólar, 25 años después de subidas y bajadas en el tipo de cambio, se necesitan alrededor de 3.7 soles. La variación no ha sido significativa.

En el presente año, continuó apreciándose frente a la moneda estadounidense. Al 10 de enero, en que cerró en 3.699 soles por dólar, registró una apreciación de 0.22 % en lo que va del 2024, y en los 12 meses previos acumuló una apreciación del 2.58 %, según la estadística del Banco Central de Reserva del Perú (BCR).

“El sol sigue siendo la moneda más estable de la región, pues se ha depreciado solo 8 % desde inicios de siglo”, señaló el BCR en su último reporte de inflación de diciembre del 2023.

Manejo técnico del BCR

El economista de ESAN Jorge Guillén explicó que la fortaleza del sol básicamente se debe a la poca volatilidad que ha tenido, debido al manejo del Banco Central de Reserva del Perú.

“Ahí Julio Velarde, el presidente del Banco Central, ha desempeñado una buena labor; ha sido premiado como el mejor banquero de América Latina en muchos años”, subrayó a la Agencia Andina.

“Incluso en años complicados como el 2020 o el periodo del expresidente Pedro Castillo, el sol ha sido y es una de las monedas más fuertes de la región, comparado con las monedas de Colombia, Argentina, Chile y, obviamente, Venezuela”, precisó.

Señala, asimismo, que el tipo de cambio muestra poca volatilidad debido a que aún la economía peruana está dolarizada.

“Entonces, el Banco Central interviene para evitar que se afecte el sector exportador o el riesgo cambiario crediticio; es decir, la gente que tiene deuda en dólares”, indicó.

Conservación del poder adquisitivo

Por su parte, el docente y experto en finanzas de Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta, explicó que “el sol es una moneda que ha demostrado fortaleza, básicamente porque ha sido bastante estable en el sentido de que no ha generado una reducción abrupta del poder adquisitivo, lo que se llama inflación”.

“Dado que se ha controlado la inflación, salvo el 2021 y 2022, esta ha estado bien cerca o casi llegado al rango meta del BCR, eso ha hecho que el sol no pierda capacidad adquisitiva, versus otras monedas de la región que han tenido mucha mayor inflación; además de mantener un tipo de cambio relativamente estable”, indicó a la Agencia Andina.

Refirió que si bien es cierto que durante el 2020 y 2021 el tipo de cambio subió más de 20 %, ya en el 2022 y 2023 se observó la reducción del tipo de cambio.

“Entonces ambas cosas, que el sol no ha perdido valor adquisitivo y que en comparación al dólar no ha habido una devaluación tan fuerte porque ha sido bastante bien controlada por el BCR, eso ha brindado fortaleza al sol, no solo a nivel interno sino también de la región; hay otros países, como Bolivia y Argentina, donde la población empezó a ahorrar en soles, porque no podía comprar dólares”, explicó.

Señaló, asimismo, que la fortaleza y estabilidad del sol, “contribuye definitivamente” a la llegada de flujos de inversión al país.

“Creo que el sol va a seguir siendo la moneda más estable y fuerte en la región, y eso de alguna manera es una buena noticia para la economía”, puntualizó.

Apreciación del tipo de cambio

Por su parte, en el reciente informe anual de inversiones de SURA Investments, denominado Perspectivas 2024, referido al “aterrizaje blando y cambio de política monetaria en mercados desarrollados”, explicó la fortaleza del sol.

Indicó que en línea con lo observado en pares regionales, el sol peruano avanzó frente al dólar en el 2023, “aunque de forma modesta, al cerrar en torno de 3.70 unidades. El resultado sorprendió al consenso, que a principios del 2023 esperaba algo cercano a 3.90 unidades”.

“La apreciación del sol se debió a factores externos que crearon un entorno de debilidad general del dólar y recuperación del precio del cobre durante el último trimestre del año”, detalló.

“A esto se suma una política gradual de recortes en tasa de política monetaria que mitigaron la volatilidad y las presiones en contra de la moneda local, que de ordinario ocurren con este tipo de procesos, especialmente cuando la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) aún no hace lo análogo”, agregó.

Sin embargo refirió que buena parte del 2023 fue negativa para la moneda peruana, porque de julio a octubre el sol se depreció 9 %, entre otras cosas por los eventos previamente mencionados.

“Los disturbios sociales y afectaciones generadas por el Fenómeno de El Niño no tuvieron un efecto discernible sobre el tipo de cambio”, indicó.

Por último, Sura Investments prevé que los riesgos geopolíticos e idiosincráticos seguirán contenidos, pero latentes.

“Así, las expectativas para el 2024 sitúan el tipo de cambio en torno de 3.80 unidades, lo que implica una depreciación inferior al 3 % desde los niveles actuales”, indicó.

Impacto de la FED

Por su parte, el BBVA Research en su informe “Situación Perú”, de diciembre del 2023, prevé que en adelante la moneda peruana mostrará cierta debilidad en la medida en que la flexibilización monetaria en Perú avanza más rápido que en Estados Unidos (disminución del atractivo para mantener activos en moneda local), acotada por el bajo déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

En ese sentido prevé que el dólar cerrará entre 3.85 y 3.95 soles a fines del presente año, debido a que la moneda peruana tenderá a depreciarse el 2024 por la disminución del diferencial de tasas de interés y salida de capitales.

“El diferencial de tasas de interés ente el sol y el dólar reducirá el atractivo de activos en moneda local, además se anticipa salida de capitales de economías emergentes por menor apetito de riesgo; sin embargo, el menor déficit en cuenta corriente atenuará las presiones cambiarias”, puntualizó.
Fuente: ANDINA.

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

5 RECOMENDACIONES PARA NO ENDEUDARTE CON ENTIDADES FINANCIERAS

En este mundo globalizado, donde las finanzas afectan muchos aspectos de nuestras vidas, es importante ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *