Home / Noticias / ProInversión volvió a reducir su cartera de proyectos para este año

ProInversión volvió a reducir su cartera de proyectos para este año

Alberto Ñecco, director ejecutivo de Proinversión, informó que la cartera de proyectos para el cierre del 2018 suma un total de nueve, de los cuales solo dos han sido ya adjudicados: Michiquillay (Southern Perú) y el terminal portuario de Salaverry (Tramarsa y Naviera Tramarsa, del Grupo Romero).

Dicho portafolio asciende a US$3.349 millones. Unos US$2.729 millones ya fueron adjudicados, según ProInversión, mientras que queda pendiente un total de US$620 millones en siete proyectos, que deberían ser adjudicados hacia fin de año.

Con esto, la agencia estatal redujo nuevamente su cartera para este periodo, pasando de 14 proyectos en setiembre a los nueve actuales. A principios de año, la agencia tenía 18 proyectos en su cartera por más de US$ 4.510 millones.

El ejecutivo de ProInversión no detalló cuáles fueron los proyectos retirados. “Vamos a hacer un evento (más adelante) para explicar el resultado del año, cuál fue la cartera al inicio y la cartera de cierre; y la evolución de cada uno de los casos”, declaró en el marco del Foro Anual de Infraestructura, Energía y Minería de la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú).

Precisó que para el periodo 2019-2021 ProInversión adjudicaría US$8.341 millones en 56 proyectos; de los cuales 40 están en formulación, ocho en estructuración y seis en transacción.

“(De los proyectos pendientes quedan) seis conexiones de banda ancha de Internet (por más de US$300 millones) que vamos a estar adjudicando, para las cuales el MTC (Ministerio de Transportes y Comunicaciones) ya ha identificado soluciones técnicas. Estas están en la etapa de formulación y seguramente nos las deben encargar el próximo año,  con lo cual tenemos los 24 departamentos cubiertos (por las conexiones)”, dijo.

“Luego tenemos lo de PTAR Titicaca, que ya está encaminado; hay cuatro postores en vías de calificación”, agregó Ñecco. Cabe precisar que el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Javier Piqué, adelantó que esta obra saldría en diciembre.

Asimismo, Ñecco recordó que la brecha de infraestructura por sectores al 2025 asciende a US$159.6 mil millones. Una buena parte de este ‘gap’ se encuentra en el sector transporte (36%).

EVOLUCIÓN DE ADJUDICACIONES
Haciendo referencia a las adjudicaciones logradas en periodos anteriores, Ñecco destacó que hubo un pico importante en las obras adjudicadas en el 2014 con 12 proyectos por más de US$9.970 millones. En este grupo destacan obras como el Gasoducto Sur Peruano, la Línea 2 del Metro y el aeropuerto de Chinchero.

No obstante, si se retiran los proyectos que llegaron a ser cancelados, suspendidos, o puestos en marcha de manera parcial, como los mencionados, explicó que los US$9.970 millones se reducen a US$300 millones.

“Limpiando la muestra de esta manera (retirando proyectos parcialmente ejecutados o suspendidos) solamente por montos de inversión, nosotros vemos que en los últimos ocho años de concesiones –según un ejercicio hecho en Pro Inversión–, de los US$21 mil millones otorgados solo en concesiones, casi el 60% del monto no ha logrado el objetivo con el que fue ideado en su proceso de estructuración”, alertó el director ejecutivo de ProInversión.

Esto, indicó, se debe principalmente a la preparación inadecuada de proyectos. “Existe a veces mucha ansiedad del lado de la población completamente comprensible (…); urgencia que presiona a que los proyectos se muevan rápido en la etapa de licitación. Y esto es como pedirle a la mamá que no se demore nueve meses en dar a luz, sino que lo dé en seis, porque es más rápido y quiero a mi bebé antes; pero (…) esas ansiedades del principio se pagan después”, remarcó.

Para resolver estos problemas, Ñecco resaltó la necesidad de que desde el Estado se busque ser “mucho más técnicos, prolijos y rigurosos al momento de la estructuración” de proyectos; y, en esa línea, que el sector público tenga una visión más estructurada sobre el camino a seguir en las distintas etapas de una obra.

“Hoy por hoy en el país todavía tenemos falencias para que el Estado reconozca qué priorizar. Esto se fue corrigiendo con el tiempo. La ley 1224 (decreto legislativo del Marco de Promoción de la Inversión Privada mediante Asociaciones Público Privadas y Proyectos en Activos) y la 1251 (reorganización en ProInversión) inician el ejercicio de los informes multianuales de inversiones, que son listas que hacen los ministerios en donde determinan cuáles son los proyectos que ellos quisieran desarrollar que requieren subsidio público (cofinanciamiento)”, mencionó.

Detalló que estos proyectos sirvieron como etapa inicial para luego llegar a un plan nacional de infraestructura, que se quedó en el camino y que ha sido retomado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El MEF presentaría el plan nacional en julio del 2019.

Ñecco comentó que es muy importante contar con dicho plan para que se dé una correcta utilización de los recursos públicos y para que el sector privado sepa en dónde está el foco del Perú. Esto, puntualizó, es el principio de la cadena que sigue una APP para ser licitada.

Fuente: COMERCIO.

About Revista Construir

Noticias de Construcción en el Perú | Perú, revista internacional bimensual dedicado a la información especializada del sector construcción. Revista Internacional Construir | Perú

Check Also

Transformación verde: Lima lidera en la adopción de certificaciones verdes en edificios de oficinas

La empresa multinacional JLL, dedicada a servicios inmobiliarios corporativos ha desarrollado un completo estudio sobre ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *